Lo que se encuentra en el contenedor

Rob Greenfield desperdicio alimentos

INFORMACIÓN IMPORTANTE:

Este contenido ha sido publicado en el pasado. Desde noviembre de 2017 el Mercado de la Buena Vida tiene otro formato. Visita nuestra web para saber más.

Lo sabemos de sobra. Desperdiciamos infinidad de alimentos cada día. Un tercio de todos los alimentos que se producen. A menudo, ocurre en casa y en nuestro cubo de basura pero lo cierto es que la mayoría de las veces el desperdicio se produce antes de que la comida llegue a nuestro plato. El activista Rob Greenfield quiso comprobar que supermercados tiran comida en grandes cantidades. Empleó una llamativa estrategia para llamar nuestra atención. Esta es su historia.

Rob Greenfield es de esos tipos que han decidido pasar del dicho al hecho para dejar bien clarito cuáles son sus convicciones. Ha dado la vuelta a Estados Unidos -dos veces- con una bicicleta de bambú, decidió obviar la ducha durante un año para invitar a la reflexión sobre todo el agua que consumimos y, después de todo esto, decidió poner en el punto de mira el gigantesco desperdicio de alimentos al que cada día todos contribuimos.

La aventura de Greenfield comenzó en Madison y acabó en Nueva York. En total, unos 1.600 kilómetros recorridos en siete semanas de mucho pedaleo. Para alimentarse, el aventurero se comprometió a comer exclusivamente comida rescatada de contenedores próximos a supermercados o tiendas de comestibles. Lo cumplió. Es más, en el proceso, engordó, a pesar de pasar el día encima de la bicicleta.

Pero el reto no se quedó en la esfera personal. En su periplo, Greenfield realizó lo que él mismo bautizó “Fiascos del desperdicio de alimentos”. Con la ayuda de voluntarios, expuso en lugares públicos toda la comida que habían encontrado en contenedores de establecimientos tan solo unas horas antes. De esta manera demostraba que los supermercados tiran comida todos los días en grandes cantidades.

Rob_Greenfield_desperdicio_alimentos

Este es el aspecto de uno de los “fiascos” organizados por Rob Greenfield para mostrar el desperdicio de alimentos.

 

Rob_Greenfield_desperdicio_alimentos

Esto es lo que Greenfield sus amigos rescataron en Winsconsin

Con todos los alimentos rescatados, Greenfield asegura que pudieron alimentar a unas 500 personas. Más o menos calcula que interceptaron comida por valor de 10.000 dólares.

Rob_Greenfield_desperdicio_alimentos

Este es el trabajo de dos horas en Detroit. Foto de Rob Greenfield

Greenfield llama a la acción y pide que, si alguna vez un contenedor a rebosar de comida en perfecto estado, al menos la fotografíes y la eqtiquetes con este hashtag: #DonateNotDump (Dona, no tires).